Index
  Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas
  Index

CORTINAS PARA EL HOGAR

De diferentes estilos y telas, las cortinas son un elemento indispensable para la decoración del hogar. En invierno el hogar se viste con telas oscuras y abrigadas y llegado el verano los colores llamativos hacen presencia en los balcones y los ventanales.

 

Las cortinas son un elemento que distingue al hogar vestido y al desvestido. Si hubiera que destacar algún elemento de la decoración de la casa que la equipara de un modo entero serían sin duda las cortinas, junto con las alfombras. Son los dos elementos que más visten y crean ambiente de hogar. Las cortinas son un elemento decorativo tanto en invierno como en verano, aunque cada estación requiera sus telas. Es impensable hacer unas cortinas de terciopelo rojo en pleno agosto, como tampoco es muy adecuada la utilización de una gasa para un ventanal que de al norte en enero.

En la elección de las cortinas para un hogar se han de tener varios aspectos en cuenta. El primero es el espacio del que disponemos, dependiendo de la longitud de ventana que tengamos que tapar. En segundo lugar atenderemos a la época del año así como si se van a utilizar las mismas cortinas durante todo el año. Otro de los factores es el dinero que se quiera invertir en ellas, ya que el precio de las telas varia mucho y como se necesitan por lo general bastantes metros, el precio puede cambiar drásticamente.

Además se han de comprobar las características de luz y sol de la habitación, así como la distribución, los metros cuadrados que tiene, porque puede que las últimas tendencias muestren unos colores, rombos y cuadrados multicolores pero que nuestra habitación sea muy reducida y este tipo de colores sea muy recargado por lo que iría mejor un color liso, sin motivos ni adornos y bastante suave. Atendiendo a los diferentes estilos podemos encontrar las más variadas telas y formas.

Cortinas romanas

Este tipo de cortinas son las que se han estado llevando los últimos años. Poco a poco han ido evolucionando y haciéndose cada vez más barrocas y recargadas, con grandes estampados y recogidos de tela en la parte superior. Hoy por hoy se prefieren los colores lisos, que pasan menos de moda, para poder jugar más con las formas; colgantes, voluptuosas, recogidas en dos trazos con agarraderas o con adornos superiores en otros colores.

Este estilo de cortinas se utilizan por lo general para grandes ventanales, fundamentalmente en los salones y salones-comedores o en algunas habitaciones que tengan una ventana muy amplia. También se pueden combinar, de modo que en vez de confeccionarlas hasta el suelo puedes hacerlo hasta ras de la ventana. De ese modo quitarás peso a la cortina y quedará mucho menos recargada. Contrariamente a lo que se ha estado vendiendo hasta el momento, grandes contrastes y estampados que hacían juego con algún otro detalle de la estancia, ahora se prefieren los colores lisos o pálidos. Los tipos de tela son a la elección del consumidor ya que hay una amplia variedad de voíles, jacquard, rasos, chenílles, panama.

Estas cortinas están construidas a base de varillas y rieles horizontales que atraviesan una tela pasada a través de un mecanismo de cordones y se puede elevar dejando de ese modo que pase la luz. El tipo de tela también depende de la habitación ya que en el salón se puede hacer gala de una buena tela, mientras que en la cocina es mucho más cómodo utilizar algodón que se limpia más fácilmente o loneta que es muy resistente.

Cortinas venecianas

Este estilo de cortinas están destinadas a puertas y lugares de paso para evitar el paso de aire o insectos. Existen de todo tipo: de aluminio, de plástico, de hierro. Estas cortinas se utilizan más en casas o viviendas unifamiliares y chalets donde son más necesarias aunque en los pisos de la gran ciudad también pueden ser útiles para entradas de terrazas, balcones o galerías. Aquí se impone el gusto propio ya que se suelen utilizar para varias temporadas y es una elección muy personal. Se pueden encontrar desde los colores llamativos en plástico para alegrar el ambiente o el tupido color gris del hierro, también las podemos encontrar hechas de un sinfín de elementos y compuestos con colores.

Estores

Son la opción más práctica, sencilla de instalar y limpiar. En este terreno se han impuesto los colores fuertes, pero no llamativos como el rojo, azul, ocre, amarillo y verde. La tela que manda en el sector de los estores es la loneta. Para este tipo de cortina es preferible disponer de ventanas correderas, pues si éstas se abren para adentro resultan muy incómodas porque es necesario plegar todo el estor para abrir la ventana. Si es una habitación por la que no entra mucha luz no es conveniente un color oscuro, en este caso podemos poner un estor blanco con alguna cenefa o motivo alrededor que le vaya a la decoración de la habitación sin llegar al exceso.

Visillos

Constituyen todo un mundo aparte de lo que son las cortinas tradicionales ya que sirven como complemento a estas y por ello deben hacer juego. Si la cortina es recargada por el color o la forma, el visillo a de ser ligero, sencillo y sin adornos ni puntillas. Por el contrario si la cortina es muy sencilla siempre estamos a tiempo de ponerle un visillo con puntillas, crepe o raso, pero en cualquier caso tampoco es conveniente recargar mucho el conjunto visillo-cortina. El color de la tela del visillo es otra opción con la que se puede jugar.

Los visillos deben combinar también con el tono en el que esté pintada la pared. Si la pared está acabada en un tono pastel muy tenue y la cortina es de ese tono pero en oscuro con algún jaspeado, el visillo puede quedar perfectamente en el color de la pared. Esta combinación es muy apropiada para las habitaciones, en cambio en el salón quedará muy recargada. Por otro lado, si la pared es blanca mejor que el visillo no sea del color de la cortina pero en pálido ya que el conjunto de cortina-visillo quedará muy aislado del resto de la decoración.

 

VER MÁS SOBRE DECORACIÓN >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Company | Privacy Policy | Affiliates | Site Map | Help | Contact Us |
All Rights Reserved 2005, DEMUJERAMUJER.COM.AR