Index
  Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas
  Index

¿CÓMO PODEMOS EVITAR LAS CARIES?

España es uno de los países europeos con mayores niveles de caries, por encima de Alemania, Francia, Suiza, Holanda, y por encima de los EEUU.

 

Junto a la periodontitis, constituye una de las infecciones más frecuentes afectando al 40% de la población española siendo una bomba de relojería que puede provocar infartos de miocardio, infecciones estomacales y pulmonares, inflamaciones de los nervios, problemas respiratorios, osteoarticulares y otros mayores males en la salud a largo plazo si no se tratan a tiempo.

La caries es una enfermedad que pueden padecer nuestros dientes y que termina por destruirlos poco a poco. Se puede producir por varias causas. Una de las más importantes es la falta de cepillado de los dientes. Cuando se quedan restos de comida, especialmente de dulces, hacen que haya más microbios en la boca. Estos restos de alimentos, Junto con los microbios, se pegan a los dientes y forman lo que se llama «placa bacteriana», que si no se elimina será el comienzo de la caries.

Cómo podemos evitar la caries

Cuidado con lo que tomamos: Cuando comemos dulces los microbios que tenemos en la boca se hacen fuertes haciéndonos daño a los dientes destruyéndolos poco a poco.

Los dulces o que más les gustan a los microbios son todos aquellos que con tienen azúcar como: caramelos, chicles, chocolate, helados, pasteles, bollos, leche condensada, y refrescos embotellados, por eso es importante no abusar de ellos y si los tomas, recuerda siempre cepillarte los dientes después.

El lavado de dientes. Mediante el cepillado cuidadoso de TODAS LAS PARTES de los dientes se eliminan los restos de alimentos que quedan alrededor y entre ellos, y la placa bacteriana que haya podido formarse. Así usando A DIARIO el cepillo de dientes inmediatamente después DE CADA COMIDA, nos ayuda a evitar la caries. SOBRE TODO ES MUY IMPORTANTE DESPUÉS DE CENAR porque al dormirnos, los microbios aprovechan para dañar los dientes

El DENTISTA también nos ayuda a prevenir la caries vigilando y cuidando nuestra boca desde la infancia. Nos ayudará a saber si nos cepillamos bien los dientes y no quedan restos de placa bacteriana, (hay pastillas que colorean las partes de los dientes que no han sido bien cepilladas), él nos informará de todo.

Un buen cepillado de los dientes:

Debe ser regular, al menos dos veces al día, y utilizando un cepillo en buen estado, que no tenga las cerdas aplastadas o inclinadas. Se recomienda sustituir el cepillo cada tres meses aproximadamente (no obstante, la duración de dos cepillos idénticos puede variar en función de la técnica, la duración y la frecuencia de los cepillados);

No tiene que ser demasiado enérgico para no maltratar la encía y hacerla sangrar; es mejor sujetar el cepillo sólo con los dedos que colocarlo en el hueco de la mano;

Tiene que ser completo, sin olvidar la cara interna de los últimos molares; la utilización de la seda dental y del cepillo interdental también es muy importante, ya que con ellos se elimina una gran parte de la placa dental que se forma entre los dientes.

Existen unos productos de venta en farmacias, en forma de comprimido o líquido, que colorean la placa dental: permiten observar si se ha cepillado bien los dientes.

Técnica del cepillado

El cepillo debe ser de cabeza pequeña para que alcance los dos los dientes y huecos que quedan entre ellos.

Las fibras de los cepillos deben ser finas y sus extremos redondeados, así evitaremos rayar el esmalte de los dientes.

Cuando las fibras se curven o aplasten cambiaremos el cepillo de dientes (4 veces al año), porque un cepillo con las fibras gastadas no nos sirve para eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana.

La pasta de dientes es conveniente que tenga flúor, porque el flúor pone los dientes más duros y así es más difícil que se piquen.

Un exceso de pasta en el cepillo produce un exceso de espuma, lo que impide que se limpien bien los dientes.

Debemos cepillar bien TODAS LAS PARTES DE LOS DIENTES y las ENCÍAS.

Cepillar la cara de dentro y de fuera de todos los dientes, los de arriba y los de abajo, empezando siempre desde la encía hacia la punta de los dientes para continuar con movimientos circulares, hay que dedicar su tiempo a cada uno de los dientes (una decena de pequeños movimientos circulares por diente) . No olvidaremos nunca los dientes de atrás. Hacer lo mismo en la cara interior.

A continuación, tanto en la arcada de arriba como en la de abajo, barrer con el cepillo por la parte del diente que masticamos. Cepille la cara masticadora de las muelas efectuando movimientos de vaivén. Terminaremos el cepillado de boca pasando el cepillo por la lengua, ya que en ella hay microbios, y enjuagándonos la boca con abundante agua.

 

VER MÁS SOBRE DIENTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Company | Privacy Policy | Affiliates | Site Map | Help | Contact Us |
All Rights Reserved 2005, DEMUJERAMUJER.COM.AR